Europa,  Italia,  Venecia,  Viajes

Venecia- ParteV

Antes de ponernos rumbo a Venecia desayunamos en Café del Corso, un establecimiento muy recomendable al lado del hotel.

De Verona al Jolly Camping in Town, nuestro alojamiento en Venecia, nos llevó aproximadamente 2 h y 20.

El alojamiento se encuentra a 20 minutos en coche de Piazzale Roma, el último lugar de Venecia hasta el que se puede llegar por carretera. En la entrada del Camping hay una parada de bus con diferentes horarios para poder acceder a Venecia. Los horarios del autobús y el mapa del camping te lo facilitan en el alojamiento. De todos modos aquí os dejo unas fotos.

En cuanto al alojamiento, a pesar de que la entrada a la recepción y cafetería es llana, no es un alojamiento accesible. Los bungalows cuentan con 2 o 3 escalones para acceder  y el baño, aunque la ducha está a ras de suelo, no cuenta con barras de apoyo. Nos facilitaron una silla de plástico pero sin ayuda no es factible entrar en ella.

Dejamos las cosas y fuimos directos a Piazzale Roma ya que a las 14.00 nos salía un tour por las islas. En cuanto a Venecia os tengo que contar muchas cosas, así que dejando de lado la zona ZTL de la cual hablaré en el último post del viaje, intentaré contaros en este entrada todo lo necesario para vuestra visita.

Si viajáis en coche tenéis dos opciones, dejarlo en el alojamiento y moveros en autobús  o bien dejarlo en alguno de los parkings que se encuentran en la entrada de ciudad.

Piazzale Roma cuenta con 14 estacionamientos para personas con diversidad funcional, señalizados con franjas amarillas, en los que puedes aparcar gratuitamente durante las 12 primeras horas. Después de las primeras 12 horas hasta las 14 se paga el 50% y a partir de las 14 se paga la tarifa ordinaria.  Para poder aparcar en esta zona es necesario ponerse en contacto con la empresa AVM como mínimo 24h antes. Mi consejo es que lo mandéis, por lo menos, un par de días antes debido a la demanda que tiene.

Para solicitarlo deberéis de enviar al fax 041 2727313, o bien al correo prenotazioniautorimessa@avmspa.it los siguientes datos: nombre y apellidos, modelo y matrícula del coche, día y horario de llegada y de salida, número de fax o correo al que queremos que nos envíen la confirmación o denegación de nuestra solicitud y fotocopia de la tarjeta de discapacidad.

Nosotros aparcamos en la zona azul de Piazzale Roma, con una tarifa especial para las personas con discapacidad. La primera media hora es gratuita y después se pagan 2 euros cada 3 horas.

Llegaba la hora de nuestro tour. El tour con Consorzio Vidali Group lo cogimos a través de Groupon. Para llegar a la zona de salida, al menos de forma rápida, hay que cruzar el puente de la Constitución, conocido como el Puente de Calatrava y uno de los cuatro puentes que atraviesa el Gran Canal. El puente cuenta con escalones y tiene una longitud de 94 metros.

Ahora bien, os sugiero que no cojáis este tour. Tras leer diferentes opiniones a través de Google decidí darle una oportunidad, sobre todo, porque como disponíamos de 3 días quería visitar las tres islas para decantarnos e ir el último día a una. Los motivos por los que no volvería a coger dicho tour son:

  • En la web de la empresa pone que el tour es accesible para silla de ruedas. Esto no es verdad. Para poder acceder a los asientos se deben de bajar mínimo cuatro escalones, escalones en los que no hay espacio para la silla de ruedas, por lo que la única forma de acceder es que alguien te coja a pulso.
  • No se escucha bien a la guía pero tampoco cuenta datos interesantes.
  • El tiempo para visitar cada isla es escaso.
  • No sabes a qué hora tienes que volver al barco y aunque preguntes acaban haciendo lo que les da la gana.
  • El tour finaliza en la Plaza de San Marcos. Para volver a Piazzale Roma te cobran 5 euros por persona.

La primera visita fue a la isla de Murano, famosa por la artesanía del vidrio. Bajamos del barco y nos dirigimos a una de las fábricas en dónde nos hicieron una demostración de cómo trabajan. La demostración dura aproximadamente 20 minutos. A continuación tienes que pasar por la tienda en dónde te ofrecen un descuento. No nos dio tiempo a más. Salimos de la tienda y cogimos una pizza antes de embarcar.

La segunda parada fue Torcello, considerada la parte de Venecia más antigua. En el pasado tuvo la mayor población de la República de Venecia, aunque actualmente, se encuentra casi totalmente deshabitada. Visitamos de forma rápida la plaza central, en dónde se encuentra la Iglesia de Santa Fosca, la Basílica de Santa Maria Assunta y la silla de Atila.

La última visita fue Burano, famosa por sus encajes y casas de colores. La leyenda cuenta que las casas son de colores para que los marineros pudieran llegar a ellas los días de niebla. La accesibilidad se palpa nada más llegar. Un pueblecito llano y accesible lo poco que pudimos ver. Después de visitar una tienda en dónde nos explicaron como hacían los encajes tuvimos tiempo libre para dar una vuelta por Burano.

Le preguntamos a la guía a qué hora debíamos de estar y nos dijo que a las 18.00. Llegaríamos a menos cinco y nuestra sorpresa fue que ya no había nadie. Llegaba otra pareja  y se quedaron igual que nosotros, anonadados. Tuvimos la suerte de que había una excursión de un grupo pequeño y el chico que los llevaba se ofreció a llevarnos hasta la Plaza de San Marcos. Los llamó y quedaron en recogernos allí. Realmente nuestra preocupación era coger la mochila que habíamos dejado en el barco. Llegamos, nos recogieron y nos llevaron a Piazzale Roma, con el coste como ya dije antes de 5 euros por persona.

Este fue nuestro maravilloso día, me sentí estafada con el tour. Mi consejo es que si queréis visitar estas tres islas hacedlo por vuestra cuenta. Es posible que para las personas sin ningún tipo de diversidad funcional les salga un poco más caro, sin embargo, merece la pena dedicarles un día.

A continuación algunos datos que podrían ser de vuestro interés:

  • El precio del vaporetto es de 7.50, sin embargo, las personas con discapacidad no pagan y el coste del billete para el acompañante es de 1.50. Su duración es de 75 minutos desde el primer uso.
  • Venecia cuenta con diversos baños públicos en dónde hay aseos adaptados. El costo es de aproximadamente 1.50 aunque las personas con discapacidad no tienen que pagar. Es importante llevar la cantidad exacta en monedas ya que en algunos baños no hay encargado y el pago se hace en maquinas automáticas
  • Aunque hay puentes catalogados como accesibles, gran parte de ellos son complicados de subir sin ayuda.
  • Es recomendable ir a la primera oficina turística (en Marco Polo o Santa Lucía) en dónde os facilitarán una llave para poder utilizar los salvaescaleras en los puentes, además de un mapa con los itinerarios accesibles. Hay que tener en cuenta que es posible que algún que otro salvaescalera no funcione. Por falta de tiempo nosotros no fuimos por lo que no os puedo decir como funciona.
  • En caso de necesitar información más detallada acerca de la accesibilidad en Venecia es posible contactar con la asociación UILDM a través del teléfono 041935778.

Para finalizar os dejo dos links que creo que son importantes para una estadía agradable en esta ciudad:

  • Mapa de Venecia accesible que cuenta también con los planos de Murano y Burano: https://www.comune.venezia.it/sites/comune.venezia.it/files/page/files/Mappa%20Venezia%20Accessibile%20giugno%202017%20ITA.pdf
  • Diferentes itinerarios para moverse por esta ciudad sin barreras: https://www.comune.venezia.it/archivio/138

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *