Europa,  Italia,  Milán,  Viajes

Milán-Parte II

El segunda día de nuestras vacaciones lo pasamos en Milán. A las 9.45 teníamos reserva para ver “La última cena”, obra de Leonardo da Vinci. Esta obra se encuentra en el convento dominico de Santa Maria delle Grazie. La reserva al Cenacolo Vinziano, en dónde se encuentra dicha obra, la hay que hacer con antelación. Las visitas son reducidas, máximo 30 personas por visita, y la duración es de 15 minutos. Para reservar tenéis dos opciones, a través de la web vivaticket o bien llamando al 800 990 084, teléfono gratuito desde una línea fija.

El coste de la entrada por lo general es de 10 euros más dos euros por la tarifa de reserva. En nuestro caso sólo tuvimos que pagar los 2 euros por la tarifa de reserva. En la página de vivaticket viene especificado el coste de las entradas.

Os recomiendo que reservéis con antelación, nosotros las adquirimos una semana antes y nos costó bastante. En el caso de que miréis en la fecha y aparezca como ocupado seguid mirando e insistid. Nos pasó que para ese día no se podían hacer reservas, sin embargo, al día siguiente abrieron un par de horarios. Otra opción es llamar al número que mencioné, por lo general siempre suelen tener alguna entrada guardada para las llamadas telefónicas.

Para llegar a Santa Maria delle Grazie tuvimos que coger la suburbana en la parada Dateo, en donde debíamos de coger la línea s1, s2,… Esta parada no es accesible, por lo que Manu tuvo que bajarme por las escaleras. Después tuvimos que coger la línea de metro m1. La parada de Piazza Venezia es accesible pero la de Conziliazione no cuenta ni con ascensor ni con salvaescaleras. El resto del trayecto lo hicimos andando.

 

Después de visitar “La última cena” y la iglesia de Santa Maria delle Grazie fuimos paseando hasta la Piazza del Duomo.

En cuanto al pavimento, a pesar de las irregularidades al tener adoquines y las líneas de tranvía que incomodan un poco, suele ser bastante transitable. Antes de llegar a la Catedral pasamos por Piazza Mercanti, llena de curiosos edificios medievales. Esta zona es peatonal y a escasos metros de esta plaza se encuentra el Duomo.

La catedral de Milán, más conocida como el Duomo, es de estilo gótico. El horario de visita es de 8.00 a 19.00 y el precio es de 2 euros. Hay entradas como la Pass A que además de la visita a la catedral incluye el acceso a la azotea, al museo,…Las personas con discapacidad y acompañante entran gratuitamente.

Para acceder al Duomo hay que coger las entradas en los puestos que se encuentran al lado derecho, mientras que el acceso en rampa se encuentra en el lateral izquierdo. Una vez por dentro, y casi al final a mano derecha, se encuentra el ascensor que te permite subir a la azotea.

 

Para comer nos acercamos a Luini, un sitio famoso por sus “panzerotti” salados y dulces. Los panzerotti son parecidos a los calzoni, importados desde Puglia en los años 50. En este local situado en Via Santa Radegonda 16 se puede comer a partir de 2.50 euros. Nosotros pedimos uno de salami y otro de ricotta con espinacas, no sabría decir cuál de los dos estaba más bueno.

Después de comer sentados en el suelo con vistas al Duomo, nos dirigimos a la Galleria Vittorio Emanuele II. Esta galería, conocida como el Salón de Milán, cuenta con una gran diversidad de tiendas elegantes, además de contar con refinados restaurantes.

IMG_0973.JPG

Al final de la Galleria nos encontramos con la Piazza della Scala, en el centro de esta hay un monumento a Leonardo Da Vinci, y enfrente se encuentra el Teatro alla Scalla, uno de los teatros de ópera más famosos del mundo. El horario de visita es de 9.00 a 17.30 y la entrada para personas con discapacidad y acompañante es gratuita.

Desde el Teatro fuimos dando un paseo al Castillo Sforzesco, construido como una fortaleza en el siglo XIV. El horario es de 7.00 a 19.30 y la entrada al Castillo es gratuita para todos. Desde el Castillo se accede al Parque Sempione, constuido entre 1890 y 1893, diseñado con el estilo de los jardines ingleses. En el parque aprovechamos para tomarnos un delicioso helado y relajarnos un poco antes de finalizar nuestro día de turismo.

 

 

Para finalizar dejaros algunos sitios en dónde se encuentran baños accesibles:

  • Castillo Sforzesco.
  • Palacio Real, situado al lado derecho del Duomo. Se encuentran en la planta por la que se accede.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *