Europa,  Italia,  Milán,  Viajes

Recorriendo el norte de Italia. Milán-Parte I

¡Estamos de vuelta! Después de estas ansiadas vacaciones tengo muchas novedades que contaros.

Indecisos por el destino, al final optamos por alquilar un coche y recorrer un poco el norte de Italia. Así que en esta primera entrada os contaré nuestro primer día en Milán.

Antes de nada informaros de varias cosas si vuestra idea es alquilar un coche. En Italia, en la mayoría de las ciudades y pueblos, hay zonas ZTL (Zona Traffico Limitato). Estas zonas restringen el tráfico por el casco histórico, y si no cuentas con permiso lo más posible es que vuelvas a España con varias multas. Al final de este viaje haré una entrada con las zonas ZTL de las ciudades que hemos visitado.

Por  otro lado, en cuanto a los aparcamientos para las personas con discapacidad, son de color amarillo, y suelen tener la señal indicando que esos aparcamientos están reservados para las personas con movilidad reducida. Sin embargo, las personas con discapacidad que dispongan de la tarjeta azul europea de aparcamiento pueden aparcar en las zonas amarillas, reservadas para los residentes, de forma gratuita.

aparcamiento

    El día 20 salimos a las 12.45 aproximadamente del aeropuerto de Santiago de Compostela y llegamos alrededor de las 15.10 a la Terminal 2 de Malpensa (Milán). A la hora de coger el vuelo marcamos la necesidad de asistencia especial para subir y bajar del avión. A nuestra llegada nos recogieron y nos acompañaron a la entrada desde donde teníamos que coger el bus que nos llevaría a la terminal 1. En esta terminal está la oficina de WinRent, que es la empresa con la que alquilamos el coche. A pesar de los comentarios negativos que he leído a día de hoy no tengo ninguna queja, de todas formas os iré informando.

Después de rellenar los papeles e ir a por el coche nos pusimos en marcha. Desde la terminal 2 a nuestro alojamiento nos llevó cerca de una hora y 20 minutos. En nuestro viaje, excepto a la vuelta, fuimos por nacional y autovía, evitando tener que pagar peajes.

Nos alojamos a través de Airbnb. El anfitrión fue muy atento en todo momento, sin embargo, dependiendo de las necesidades de cada uno no lo recomiendo. En mi caso no tuve problema porque iba acompañada. La entrada, el acceso y el ascensor eran accesibles, siempre que la silla de ruedas no mida más de 60 cm de ancho. La habitación era amplia y cómoda, pero el baño, a pesar de contar con bañera y  ducha, de momento no cuenta con agarres que permitan hacer los traspasos. A pesar de eso y para quien pueda lo recomiendo debido a la ubicación ya que a media hora andando se encuentra la Catedral.

En esta zona, Viale Piceno, hay varios aparcamientos para personas con discapacidad. En caso de no encontrar aparcamiento, en Via Marcona que se encuentra al lado, hay al menos otros dos aparcamientos.

El primer día no nos daba tiempo a ver mucha cosa, así que decidimos tomárnoslo con calma. Reservamos a través de Groupon un cupón para tomar el aperitivo en la zona de Navigli. Pero, ¿qué es el aperitivo italiano? El aperitivo en Italia se hace por la tarde, a partir de las 18:00-19:00. Este consiste en pedir una bebida, puedes elegir entre una cerveza, vermú, cócteles,…y comer lo que quieras ya que tiene un bufet variado (pasta, pizza, ensaladas, embutidos, mini bocadillos,…). El precio suele ser fijo, ronda entre los 7-10 euros, dependiendo del bar y la ciudad, en nuestro caso y con el cupón nos salió por 10 euros a los dos.

 

Pero vamos al lío. Para llegar fue un poco odisea…el tranvía, al menos el que tuvimos que coger nosotros, no está adaptado, de hecho cuenta con 3 o 4 escalones y la puerta es estrecha…Nosotros cogimos desde Piazza Emilia la línea 12 y después tuvimos que coger la línea 3. Tuvimos que andar un tramo hasta llegar a Navigli pero a pesar de que el suelo es algo irregular suele ser bastante llano y normalmente los bordillos están rebajados.

El aperitivo lo tomamos en el Pub Drinkasi, sin embargo es bastante complicado de acceder porque la calle cuenta con escaleras. No obstante, por esa zona hay muchos bares/pubs que cuentan con Aperitivo, así que sólo se trata de buscar el más adecuado y disfrutar de una buena cerveza o un Spritz.

El spritz es una bebida particularmente del norte de Italia. Lleva Aperol, que es un licor, vino prosecco y soda. Me recordaba al vermú y detesto el vermú…así que en mi elección no estuve nada acertada 😀

20180920_195841

Para volver a nuestro alojamiento decidimos volver andando al menos un tramo. Enfrente de la Basílica San Lorenzo Maggiore había un concierto de música clásica y estuvimos un rato en esa zona. Seguimos andando hasta el Duomo y desde allí volvimos a coger una de las líneas que habíamos cogido para llegar a nuestro alojamiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *