Asturias,  España,  Europa,  Viajes

Descenso del Sella-Lagos de Covadonga. Parte I

CudilleroDespués de un fin de semana ajetreado aquí estamos, con muchísimas ganas de escribir la segunda entrada de mi blog. Hoy os contaré nuestra parada en Cudillero y nuestra aventura por el Descenso del Sella.

El viernes llegaron unos amigos de Pozoblanco (Córdoba), habíamos planificado pasar el fin de semana en Asturias y hacer el descenso del Sella.

La primera parada era Cudillero. Llegamos más tarde de lo esperado así que fuimos directamente para el hotel. El Hotel Lupa se encuentra en el barrio de San Juan, a 2.2 km aproximadamente de Cudillero.

Podemos decir que la estancia en el hotel ha sido positiva. Tiene rampas para acceder a la habitación y a la cafetería. La habitación no era muy amplia pero se puede acceder con la silla de ruedas sin ningún problema. El aseo es grande, dispone de barras de apoyo, ducha a ras de suelo  y lavabo y espejo a una altura adecuada. Esto último me llamó bastante la atención, ya que en la mayoría de hoteles en los que he estado, y a pesar de que la habitación es accesible para personas con movilidad reducida, el espejo suele estar más alto, lo que me dificulta a la hora de ponerme las lentillas, peinarme,…

Después de desayunar  visitamos  Cudillero. En la zona del puerto hay un aparcamiento con zonas reservadas para personas con movilidad reducida. La visita fue fugaz, pero merece la pena pasarte aunque sólo sea para visitar este pueblo marítimo con sus casas colgantes  y coloridas que es espectacular.

cudillero

De Cudillero nos dirigimos hacia Arriondas. Después de preguntar en varias empresas, la única especializada en el Descenso del Sella adaptado era la Escuela Asturiana de Piragüismo. Os informo de que sí hacéis la reserva online obtendréis un 10% de descuento, eso sí, a continuación llamad para informar de vuestra situación para que puedan  disponer  de un asiento para aquellas personas que presentan movilidad reducida. Además, cuenta con un vestuario accesible para poder ducharse después del descenso.

Antes de seguir me gustaría daros varios consejos:

  • Si disponéis de otro cojín para la silla de ruedas, por ejemplo de un cojín de aire, llevadlo. El asiento es de plástico duro y son 3-4 horas dependiendo de los kilómetros que queráis hacer. Nuestra idea era llevarlo, pero nos olvidamos, así que pusimos una toalla para no tener la zona de los muslos en contacto con el asiento y prevenir, en la medida de lo posible, alguna que otra herida.
  • Otro dato importante, nosotros nos dimos cuenta casi a mitad de trayecto. Si es posible que os dejen otro chaleco ponedlo para proteger las rodillas. Manu me puso el suyo para que no me rozasen con el kayak, de este modo tampoco me daba con el remo en mis intentos de remar…no tengo ni idea de remo así que mis rodillas acabaron con moratones por todas partes… Así, podréis proteger vuestras rodillas, además de que vuestras piernas estarán más estables y no habrá riesgo de que os salgan heridas en los tobillos.

Y qué deciros del  descenso… ¡Es impresionante! Lo pasamos genial, aunque por momentos se complica un poco…La corriente y las zonas que tienen poca agua y piedras hacen que el kayak se quede clavado, por lo que Manu se tenía que bajar para empujarlo y  coger de nuevo el ritmo. Hay varios chiringuitos por la zona, por lo que se pueden ir haciendo varias paradas. Lo ideal es hacerlo acompañado, sobre todo porque no llevas contigo la silla y si quieres ir haciendo las paradas y tomar algo dependes de alguien para que se acerque al chiringuito a por la bebida. Por su parte, la Escuela te dan un picnic (bocadillo de jamón york y queso, agua, manzana y unas galletas), por lo que puedes pararte para comer.

remando-descenso.jpeg

Nuestra idea era hacer los 16 km…pero después de los 12 íbamos ya cansados de remar, y bueno para ser la primera vez creo que no está nada mal. Eso sí, acabamos con dolores por todas partes.  Nos recogieron en la segunda parada y nos llevaron de nuevo a la Escuela de Piragüismo.

De Arriondas nos fuimos a la casa rural que teníamos reservada,  La Terrentosa , que se encuentra en un barrio de Gamonedo. En la siguiente entrada os hablaré de ella y de nuestra visita a los Lagos de Covadonga.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *