Alsacia,  Europa,  Francia,  Viajes

Colmar y sus hermosos pueblos.- Parte I

¡Hola viajer@s! ¿Cómo estáis? En nuestra escapada de Febrero visitamos Basilea y la región de Alsacia, en Francia. En el anterior post os hablé de Basilea, hoy quiero hablaros de Alsacia y algunos de los pueblos más bonitos de esta región de los cuáles quedamos enamorados.

Tras pasar la noche en el alojamiento que cogimos con Airbnb en Basilea, nos dirigimos a Colmar, ya que el resto de noches las pasábamos en una de las ciudades más bonitas de Francia. Visitar Colmar en Navidad tiene que ser increíble 😍😍

Salimos desde Basel SBB a las 9:35 con destino a Colmar. Las personas con movilidad reducida podemos disponer de asistencia para subir y bajar del tren. El precio del billete es de 14.70 por persona.

A las 9.35 ya nos estaban esperando en Colmar para colocarnos la rampa y poder bajar del tren. Tras dejar las mochilas en nuestro hotel, nos hospedamos en el Hotel The Originals Colmar Gare, nos dirigimos a la empresa de alquiler de coches. Nosotros alquilamos el coche con Avis ya que era la más cercana a la estación de tren. La empresa Avis se encuentra saliendo de la estación a mano derecha y la verdad quedamos muy contentos con el trato. La entrada tiene un escalón un poco elevado pero disponen de un timbre para que las personas con movilidad reducida podamos solicitar ayuda.

El primer pueblo que visitamos fue Eguisheim, aproximadamente a 10 minutos de Colmar y galardonado en 2013 como “La Villa Favorita de Francia”, cuando veáis las fotos lo entenderéis 😉

El pueblo tiene varios parkings, algunos de pago y otros gratuitos. Nosotros aparcamos en Parking Tuilerie, es gratuito y se encuentra a 8 minutos andando del centro histórico, además, cuenta con dos aparcamientos para personas con movilidad reducida. El trayecto hacia el casco histórico es corto y es accesible.

Eguisheim es un pueblo con calles circulares alrededor de la Plaza del Castillo y rodeada por una fortificación. De hecho existe un circuito que podéis hacer, en la oficina de turismo osa darán un mapa y más información.

En realidad este pueblecito tiene un encanto especial. Su entramado de casas antiguas con sus tejados rojizos y sus balcones de madera, sus callejuelas empedradas, sus plazas y fuentes,…te hacen sentir como si estuvieses dentro de un cuento.

Paseamos por sus calles y nos paramos a desayunar en Boulangerie, una pastelería- panadería ubicada en la plaza Château Saint- Léon. En la entrada disponen de un timbre para solicitar que te pongan la rampa y poder acceder con la silla de ruedas, además, disponen de un baño accesible. Manu desayunó un croissant relleno de nuez, otro relleno de frutos y un café con leche grande, y yo me decanté por una pasta típica de Alsacia, conocida como Bretzellerie, rica pero demasiado salada, la verdad que no acerté con mi elección y un café con leche pequeño. El coste total del desayuno fue de 7,55 euros.

El pueblo se ve en 1h y media aproximadamente o dos. Podéis pasear por sus tres calles importantes: Rue du Rempart Nord, Grand-Rue y Rue du Rempart Sud.

La Place de Château, al lado de la cafetería en la que desayunamos, os encontraréis la fuente octogonal de Saint- Leon, una de las más imponentes de la región de Alsacia. La estatua representa al Papa Leon IX.

Cerca de la plaza también podéis encontrar la Chapelle Saint- Léon IX, una pequeña capilla construida entre 1888-1894 de estilo neo-románico. En su interior alberga las reliquias de Saint Leon IX y unas bonitas pinturas en las paredes que vienen a representar la vida del Papa. La iglesia es inaccesible para♿ , ya que no dispone de rampa y cuenta con varios escalones antes de llegar a la entrada.

Otra visita que podéis hacer es a la Iglesia de Saint-Pierre et Saint-Paul,  erigida en 1220 sobre una antigua fundación carolingia de la cual sólo permanece la base el campanario.

No os olvidéis de sacar la foto en el Pigeonnier, el emblema del pueblo.

Nuestra siguiente visita fue Kaysersberg, el pueblo preferido por los franceses en el año 2017. Desde Eguisheim hay aproximadamente 20 minutos. En este pueblo también tenéis varias opciones de aparcamiento, de hecho dentro de éste, al igual que en el anterior, hay diversas plazas para personas con movilidad reducida. No sabemos si hay que solicitar con antelación permiso o no, así que como las descubrimos una vez que llegamos a los pueblos decidimos no arriesgamos.

Nosotros aparcamos a aproximadamente 4 minutos andando del centro. El parking también cuenta con aparcamientos para personas con discapacidad y con un parquímetro para nosotros, pero también nos dimos cuenta tarde, así que nos sabemos si igual disponíamos de descuento😅😅

El precio del parking es de lunes a domingo de 9h a 19h 1 € por hora entre una y cinco horas, 2 € por hora después de la sexta, 7 € por la décima hora. Con 2 horas y media o 3 horas es suficiente para ver el pueblo. Está ubicado en 5 Rue de l’Ancienne Gare.

Kaysersberg es un poco más grande que Eguisheim, al igual que el anterior pueblo el pavimento es empedrado y en ocasiones se puede hacer un poco más complicado el acceso si no se dispone de ayuda, pero al igual que el anterior es un pueblo muy bonito que merece ser visitado.

Son varios los lugares de interés que podéis encontrar en vuestra visita a Kaysersberg, lo mejor es pasear entre sus calles e ir descubriendo cada uno de ellos.

El Puente fortificado fue construido en 1514 atravesando el río Weiss. En el medio del puente hay una capilla coronada por el escudo del Sacro Imperio Romano. Esta capilla alberga una estatua policromada de la Virgen del siglo XVIII.

 

Iglesia de l’Invention-de-la-Sainte-Croix

Después de pasear por el pueblo decidimos comer por aquí. Comimos en Bratschall Manala,un restaurante alsaciano con la entrada adaptada para silla de ruedas. Las mesas no eran muy cómodas ya que tenían una pata ancha en medio y quedaba un poco retirada de la mesa, y el cuarto de baño no dispone de barras de apoyo pero es bastante amplio para poder realizar un autosondaje.

Nos tomamos una cerveza artesanal y una “Tartes Flambées” cada uno. Las tartes estaban muy buenas 😋😋 Por las dos flambées, dos cervezas artesanales y un café con leche pagamos 28,50.

El último pueblo que visitamos antes de llegar a Colmar fue Riquewirh, el pueblo más pequeñito de los tres.

Aparcamos en un parking a escasos metros de lo que es el casco histórico, en 11-12 Avenue Jacques Preiss. El coste del parking es de 1 euro por dos horas y 2 euros por 3. Si sólo vais a dar un paseo por el pueblo con una horita u hora y media como mucho es suficiente.

Quizás sea el pueblo más complejo de pasear en silla de ruedas debido a que la calle principal cuenta con un importante desnivel y el pavimento empedrado es bastante irregular lo que no ayuda mucho a que el acceso sin ayuda sea factible. A pesar de esto creo que merece su visita, es un pueblo chiquito pero peculiar.

 

Llegados a Colmar dejamos el coche en Avis y nos fuimos a dar un paseo por Colmar antes de dirigirnos a descansar. Estábamos un poco agotados pero era demasiado temprano para apalancarnos en el hotel.

Desde la estación, el centro se encuentra a escasos metros. Pasamos por la Plaza Rapp, la plaza principal de la ciudad en dónde nos encontramos este hermoso Carrusel. Me encantan, y este es el carrusel de madera más grande de toda Francia, ¿lo sabíais? Me parece que tienen tanta belleza y tanta historia que se me iluminan los ojos cada vez que veo uno.

Seguimos paseando, recorriendo sus hermosas calles, las cuales por las noches tienen zonas iluminadas con distintas luces de colores.

Llegamos a la Plaza de Saint Martin y para acabar el día nos sentamos en una terraza de la plaza con vistas hacia la catedral y nos tomamos una cerveza en L´Amandine. Pagamos por cada una de ellas 4.20 euros.

Para cenar a Manu le apetecía un Kebab así que nos encontramos con uno de camino a nuestro hotel. El restaurante Snack Sitafin dispone de baño adaptado aunque es un poco complicado acceder a él sin ayuda. Manu se pidió un kebab grande y yo no tenía mucha hambre así que me pedí 6 nuggets de pollo. En total por la cena pagamos aproximadamente 9 euros. Y como última foto os dejo una de Manu flipando con el kebab 😜

Para terminar, como dato importante, deciros que los tres pueblos que visitamos y Colmar cuentan con baños públicos accesibles. Estas fotos están tomadas en Eguisheim y en Kaysersberg.

14 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *